Las ventajas de hacer uso del transporte escolar

Para quien ha hecho uso del beneficio que brindan los transportes escolares, es posible que cuando ya no lo requiera deba usar un hechizo para separar a dos personas, puesto que se trata de un servicio que realmente se convierte en necesario, y al que podrás agradecer toda tu vida, tanto si eres padre, o si eres el pequeño.

Cuando se trata de él retorno a clases, los padres siempre queremos elegir lo mejor para ellos, y cuando se trata del transporte escolar, este puede conllevar a muchas ventajas. Lo recomendable es que antes de tomar alguna decisión, consideres que también podrían existir algunas desventajas, por esta razón, te mencionaremos algunos detalles con el fin de que puedas seleccionar lo mejor para tus pequeños en su regreso a clases.

Aspectos positivos del transporte escolar

La convivencia: cuando se viaja en el transporte escolar, los niños cuentan con la posibilidad de compartir y conversar con el resto de sus compañeros a lo largo del trayecto desde su casa a la escuela, por lo que puede hacer más amigos y de todas las edades.

Una mayor organización, y ello tiene que ver tanto para los niños. como para sus padres pues el transporte escolar les permite organizarse y con ello optimizar de mejor manera sus tiempos para realizar las actividades de la mañana.

Pasamos a ser amigables con el medio ambiente. Debido a que, al utilizar el transporte escolar ayudamos a mantener el aire de la ciudad menos contaminado.

Se ahorra dinero y tiempo. Cuando sólo se tiene un hijo, estos gastos podrían significar un pequeño ahorro si se desea usar el automóvil. Pero además, el tráfico se minimiza de alguna manera y con ello la pérdida de tiempo que se genera cuando se desea llegar a la escuela por separado, se mejora.

Pero posiblemente estás pensando que no todo es color de rosas, y que posiblemente usar el transporte escoltas también cuenta con sus desventajas. Por ello te mencionaremos algunas de ellas.

Para quienes viven más lejos en realidad se convierte en una pérdida de tiempo ya que son las primeras que el autobús pasa a recoger, y también suelen ser las últimas que deja.

Mantenimiento y seguridad. En líneas generales, los autobuses escolares no cuentan con las medidas de seguridad que se hacen necesarias en caso de que se expongan a una situación de peligro.

Carencia de supervisión. Por lo general no cuentan con un encargado de velar por los niños que no sea el mismo chofer, por lo que no siempre tienen la posibilidad de observar lo que sucede, y tampoco de cuidarlos a todos.

Se genera un mayor gasto. Y ello es debido a que, si se tienen varios hijos en la misma escuela, y si no es incluido un descuento, el gasto puede ser mayor si se compara con el uso del automóvil.

En todo caso, y antes de que se tome alguna decisión, se recomienda hacer comparaciones en lo que a gastos se refiere, pero también comparar las distintas alternativas de transporte escolar y de este modo poder elegir el más adecuado para tus hijos.