La seguridad es el símbolo que distingue a los transportes escolares

La seguridad es el símbolo que distingue a los transportes escolares

Para mantener la seguridad en un transporte infantil no necesitas hacer un master en administración, pero sí es importante conocer de primera mano todo lo concerniente a la seguridad que ello implica. Y es que el transporte escolar es empleado día tras día por un sinnúmero de escolares en España, pero no sólo para ir a sus escuelas, sino que también hacen paseos a las granjas, excursiones, visitas a otra ciudades, visitas urbanas, entre otras cosas. 

Asociación Nacional de Seguridad Infantil

Dicho órgano es el encargado de velar por que la seguridad se mantenga en primer lugar en el caso del transporte escolar. Ellos hacen hincapié en que estos deben poseer el mismo nivel de seguridad en cuanto a retención con el que cuenta el servicio privado

Siempre es importante recalcar las diversas normas de seguridad que se hacen imprescindibles para realizar las distintas acciones que se llevan a cabo, y estas deben ser acatadas por conductores de centros escolares, choferes, agencias de transportes, técnicos de movilidad, entre otros. Y de manera importante las rutas adecuadas a los requerimientos junto a la optimización de la movilidad del resto de conductores

Funciones de los involucrados en dicha actividad

1,- Conductor: aparte de ser quien lleve la unidad de transporte, también debe estar al tanto de abrir y cerrar las puertas siempre y cuando se encuentre estacionado en las Paradas que han sido designadas. Así mismo, sólo puede realizar alguna maniobra si los niños se encuentran ubicados todos en el acceso del centro donde estudian o, todos se encuentran sentados con lo que se les enseña autoprotección y un adecuado comportamiento dentro del transporte. 

2.- Paradas de recogida: estas deben encontrarse ubicadas en sitios donde no obstaculicen la libre vialidad o la circulación del resto de vehículos, es decir, en tramos que sean rectos o que contengan un acceso directo a la calzada de peatones. 

Las mismas deben poseer la adecuada señalización, lo cual resulta importante tanto para el conductor, como para los niños, de ser posible, deben disponerse de manera que los transportes queden alineados al momento de llegar a buscar a los niños sin representar algún riesgo. 

3.- Bajar y subir de transporte: esto solo puede suceder si el autobús se encuentra totalmente detenido ya que la seguridad es una suerte de trabajo en equipo y sentido común en la que unos dependen de otros, por tanto, no es recomendable empujar, saltar, jugar, correr, o algún otro tipo de imprudencia que ponga en riesgo al resto. 

De la misma manera, se debe tener especial cuidado con cintas, bufandas mochilas, cordones, que puedan quedar atrapadas en las puertas o en algún otro equipamiento del transporte. Si se requiere cruzar, ello debe hacerse por los lugares que se encuentran señalizados por semáforos, paso de peatones, entre otros, tomando en cuenta que ello nunca debe hacerse por detrás o delante de los autobuses o entre los carros.

La marihuana: ¿Un bus escolar a un mundo mejor?

La marihuana: ¿Un bus escolar a un mundo mejor?

Es mucho lo que se habla de la denominada hierba del rey, son muchos sus amantes, pero también muchos sus deflactores. En esta oportunidad trabajaremos bajo la metáfora de la marihuana como un transporte escolar a un nuevo mundo de conocimiento. El Cultivo de semillas feminizadas de marihuana es cada vez más común, son muchas las personas que tienen uno en casa, pero será esta ¿Buena para la educación?

Una buena cantidad de investigaciones, han demostrado que la marihuana tiene muy buenos efectos en lo que es el aprendizaje, debido al estado de relajación la persona puede aprender de forma rápida, eso sí, con una pequeña dosis, no es que un buen porro te ayude a aprender mejor,  por el contrario jalar un poco en la pipa antes de estudiar te relaja y te ayuda a una mejor concentración.

Si te fumas un porro antes de estudiar el resultado será todo lo contrario vas a comenzar a perder la memoria, la concentración, en altas dosis la marihuana puede ser perjudicial para las neuronas, empeorando la concentración, haciendo que las personas olviden cosas. Al principio solo será de forma momentánea, pero con el consumo excesivo el daño puede ser total.

Cuando el consumo es sumamente elevado, el autobús se daña y te tienes que bajar, según estudios cuando el exceso de la droga es tan grande, los estudiantes pueden bajar hasta un 40% su rendimiento académico, bajando así su probabilidad de graduarse.

Si se fuma una sola vez al día antes de estudiar, la mente se abre, los sentidos se agudizan 

y el autobús arranca de nuevo al camino del éxito. Con marihuana en la cabeza puedes llegar a sentir el conocimiento, más que leer aburrido. Con un poco de marihuana te sentirás mucho más abierto mentalmente, podrás lograr la relajación concreta.

La marihuana puede ser un buen aliado si se usa con habilidad y éxito, nada de estar volviéndolo una adicción, pues la marihuana en grandes cantidades te lleva a la depresión, comienzas a sobre pensar todo y la situación no es la indicada.

La marihuana es una droga que si se sabe usar con amor y responsabilidad, entonces conseguirás todos los beneficios que desees, es una excelente alternativa para mejorar en el colegio, es un bus lleno de sabiduría de la planta ancestral, siempre que se haga con respeto, la diferencia entre el uso excesivo y el uso particular para aprendizaje es súper eficaz, muchas personas tienden a abusar de la hierba del rey y eso no es bueno. Cuando se habla del consumo de marihuana, es marihuana pura, sus derivados, no son buenos para estudiar.

Te recomiendo sentarte y sentir tu respiración un rato y luego sacarle un poco a la pipa,  quedarse otro rato respirando, te montas en el bus del conocimiento y así podrás aprender mucho más de lo que lo harías sin la marihuana, el conocimiento se quedara en ti. En conclusión la marihuana puede ser un potente autobús al éxito, si se hace de la forma correcta, recuerda que todo en exceso es realmente malo.

El acoso estudiantil en los autobuses escolares: comparando a niños y niñas adolescentes

El acoso estudiantil en los autobuses escolares: comparando a niños y niñas adolescentes

De acuerdo con un estudio que sugiere que las niñas son más propensas a ser acosadas que los niños, los adolescentes que toman el autobús para ir a la escuela tienen más posibilidades de ser acosados ​​que aquellos que usan otros tipos de transporte, son cosas que tienen muy en cuenta en la ciudad de Barcelona, asegura Jaume Salinas Sallent.

El problema: la intimidación ha sido durante mucho tiempo un problema en las escuelas. Pero los administradores del campus se han vuelto más agresivos en sus intentos de controlar el acoso escolar en los últimos años, ya que las investigaciones han confirmado un vínculo entre el acoso escolar y la mala salud mental y los medios de comunicación han forzado la atención nacional sobre la violencia estudiantil.

La intimidación se asocia significativamente con los síntomas depresivos, la ideación suicida, la planificación del suicidio y los intentos de suicidio. Queríamos ver este vínculo entre la victimización por intimidación, los síntomas depresivos, y el suicidio por género.

En un examen de los datos de la Encuesta de Comportamiento de Riesgo Juvenil representativa a nivel nacional de los Centros para el Control de Enfermedades de 2011-2015, los investigadores realizaron análisis de los datos y encontraron que el bullying afecta negativamente a más mujeres.

Se dice que, en general, las niñas son más acosadas que los niños, y las niñas también tienen más probabilidades de considerar, planear o intentar suicidarse en comparación con los niños, sin importar si son acosadas o no, aunque los niños tienen más probabilidades de morir por suicidio. En este estudio, los investigadores analizaron asociaciones significativas y no vínculos causales directos.

Usando dos métodos de análisis estadístico, los investigadores mostraron la probabilidad de un vínculo entre el acoso y los síntomas depresivos y el riesgo de suicidio, y luego compararon los resultados de las dos metodologías. A través del método de interacciones multiplicativas más comúnmente utilizado, sus hallazgos coincidieron con los hallazgos que otros investigadores han utilizado en estudios anteriores, que no mostraron diferencias entre hombres y mujeres que fueron acosados ​​en la escuela y tenían síntomas depresivos o conductas de riesgo de suicidio.

Sin embargo, al utilizar la metodología de interacciones aditivas recomendada por el Diario internacional de epidemiología, los expertos encontraron que los efectos del acoso escolar son significativamente mayores en mujeres que en hombres en todas las medidas de estrés psicológico o pensamientos y acciones suicidas.

Los expertos esperan que los resultados del examen de su equipo ayuden a llamar la atención sobre la forma en que los investigadores realizan los análisis de los datos y lo importante que es considerar cuidadosamente qué métodos son los más adecuados o usar ambos métodos y compararlos.

La intimidación entre los niños es a menudo física. Se asegura que si bien muchas escuelas están tomando medidas enérgicas contra el acoso físico que la gente puede ver, esas acciones probablemente previenen y detienen el acoso escolar que es más común entre los hombres.

Entre las mujeres, el acoso es a menudo del tipo que no es visible. A menudo se trata de intimidación relacional, como excluir a alguien de actividades y círculos sociales, o difundir rumores sobre ellos. Las acciones no son manifiestas, por lo que podrían continuar durante mucho tiempo sin que nadie más lo sepa.

¿Qué tan seguro es el autobús escolar?

¿Qué tan seguro es el autobús escolar?

Los niños y niñas normalmente están pendientes de ir a la moda en sus días escolares, quieren lucir bien, así sea con el ultimo modelos de zapatos de la temporada, una prenda de Tous o un sencillo teléfono. Los niños poco están pendientes de su seguridad en el bus escolar. Cuando se sube a su automóvil, se abrocha el cinturón de seguridad y, si es un padre, también se asegura de que sus hijos estén abrochados. Pero si usted es un padre, ¿se pregunta acerca de sus hijos al abordar el gran autobús escolar amarillo en la mañana? ¿Qué tan seguros están a bordo de ese autobús grande, especialmente si el autobús más parecido a uno no tiene cinturones de seguridad para sus pasajeros?

Durante el año escolar, 23.5 millones de niños de escuelas primarias y secundarias toman un autobús hacia y desde la escuela todos los días. Agregue actividades extracurriculares, y el sistema de autobuses escolares se convierte en el sistema de transporte público más grande del mundo.

Como cualquier forma de transporte vehicular, los accidentes que involucran autobuses escolares son inevitables. Cada año, alrededor de 17,000 niños son tratados en salas de emergencia de hospitales por lesiones relacionadas con los autobuses escolares. Los niños pueden sufrir lesiones cuando viajan en el autobús, suben o bajan del autobús o se paran cerca del autobús.

Más del 40 por ciento de los accidentes de autobuses escolares son causados ​​por accidentes vehiculares. Sin embargo, gracias al diseño del autobús, la mayoría de esas lesiones se consideran leves y causan esguinces, rasguños o moretones.

Seguridad alrededor del bus

Según un informe de tránsito, aproximadamente el 24 por ciento de las lesiones involucran subir o bajar del autobús escolar. Aunque un promedio de siete estudiantes en edad escolar mueren en choques de autobuses escolares cada año, 19 mueren subiendo y bajando del autobús.

La mayoría de los muertos tienen entre 5 y 7 años. Son golpeados en la «zona de peligro» alrededor del autobús. Esta es el área de 10 pies delante del autobús, 10 pies detrás de él y 10 pies a cada lado. Los niños son golpeados ya sea por el autobús escolar o por un vehículo que pasa, a pesar de que es ilegal que un vehículo pase con su luz roja parpadeando.

Más peatones en edad escolar son asesinados en la tarde que en la mañana, con el 38 por ciento de las muertes ocurridas en choques entre las 3 y las 4 p.m. Para proteger mejor a los niños, muchas compañías de autobuses han agregado un brazo mecánico que obliga a un niño a permanecer a cierta distancia de un autobús. Y algunos distritos escolares han montado cámaras en sus autobuses para registrar a los automovilistas que no se detienen en un autobús escolar.

Los padres también pueden hacer mucho para prevenir accidentes cerca del autobús escolar. Pueden vigilar a los niños que esperan el autobús o que salen del autobús. Y les pueden enseñar varias reglas simples para mantenerlos seguros. Los niños deben mantenerse a 10 pies de distancia del autobús, o lo más lejos posible, y nunca caminar detrás de él. Deben dar cinco pasos gigantes frente al autobús antes de cruzar, para que el conductor pueda verlos.